Mittwoch, 22. Mai 2013

galletas con copos de avena para niños / Haferflockenkekse für Kinder


Al final lo de ser papás no siempre es tan facil... 
Antes de ser mamá, cuantas veces escuché la frase "a veces te apetece tirarlos por la ventana" cuando hablaba con compañeras o amigas, y siempre pensaba "pero no será para tanto!!" 
Pero tengo que decir que si es verdad, que nuestro pequenín de año y medio nos tiene bastante locos a veces. Obviamente no me planteo tirarlo por la ventana, pero lo que si me apetece de vez en cuando es tirarme yo, jajaja :) A ver como va a ser dentro de muy poco con dos pequeños monstruos, que chaos! :) 
Tampoco quiero decir que es todo una locura, tambien tenemos nuestros momentos muy guapos y inolvidables (y de eso muchos); cuando estamos juntos en el parque, en las clases de música que le encantan, cuando esta dando mimos a nuestros gatos y perros, cuando se vuelve contentísimo con los caballos en el establo, cuando de repente viene y nos da un abrazo, cuando le llevamos a la cama por la noche y nos da besinos... y muchas situaciones mas en que pienso en lo guapo que es ser papis. 
De todas formas, una cosa con que me tiene un poco agobiada desde hace un tiempo ya es el tema de la comida; ya os conté algunas veces que come muy mal y eso que siempre comemos juntos con el y siempre le dejamos probar de todo, pero es muy difícil acertar con el... un dia le gusta una cosa, otro dia ya no, ademas se distrae con todo y muchas veces no es capaz de parar 5 minutos sentado para comer tranquilo. 
Estos dias no le gusta desayunar por ejemplo; hace un tiempo comía copos de avena o tostadas con mermelada pero últimamente no hay manera. 
Por eso hice unas galletas el otro dia y pensaba que igual para desayunar le iban a gustar y bueno... por lo menos teníamos el desayuno solucionado para dos dias, luego ya tampoco le apetecían... asi que ahora a intentar otras cosas. 
Pero de momento os dejo la receta de las galletas esas que se hacen en un momento y que seguro que os gustan a vosotros y a vuestros peques (si no son tan complicadillos como el nuestro)! 

los ingredientes son; 
250g mantequilla blanda 
100g azúcar 
4 cucharadas soperas de azúcar de vainilla 
250g harina 
1 pizca de sal 
1 cucharada sopera de levadura química 
175g copos de avena 
50g pasas 

Mezclamos todos los ingredientes (menos las pasas) hasta que tengamos una masa homogénea (yo lo hice primero con la batidora y luego con las manos). Al final añadimos las pasas y formamos bolitas mas o menos de tamaño de una nuez. Estas bolitas las colocamos en una bandeja del horno (cubierta con papél del horno) y las aplastamos un poco. 
Luego las horneamos unos 12-15 minutos a 160 grados en el horno precalentado y listas! 
(el tiempo de hornear depende un poco del horno, yo dejé mis galletas por ejemplo un ratín mas en el horno) 



Am Ende ist es nicht immer einfach Eltern zu sein... 
"Manchmal möchtest Du sie am liebsten aus dem Fenster werfen" ... wie oft habe ich diesen Satz von Freundinnen oder Kolleginnen gehört, bevor ich selber Mama wurde, und immer habe ich gedacht "naja, so schlimm wird es wohl nicht sein!!" 
Aber ich muss sagen, es stimmt dass unser 1 1/2 Jahre alter Sohn uns manchmal ganz schön in den Wahnsinn treibt. Natürlich kommt mir nicht in den Sinn ihn aus dem Fenster zu schmeissen, aber das ein oder andere Mal würde ich mich schon gerne hinausstürzen :) Mal gucken wie es in ein paar Tagen mit zwei kleinen Monstern wird... was für ein Chaos!! :) 
Ich möchte aber auch nicht sagen, dass es immer nur Stress ist mit den Kleinen, natürlich haben wir auch unsere schönen, unvergesslichen Momento (und davon viele); wenn wir zusammen auf dem Spielplatz sind, in unserer Musikgruppe die Noah heiss und innig liebt, wenn er mit unseren Katzen und Hunden kuschelt, wenn er im Stall ganz aufgeregt ist und sich riesig freut die Pferde zu sehen, wenn er plötzlich kommt und uns in den Arm nimmt oder uns Küsschen gibt wenn wir ihn abends ins Bett bringen... und viel mehr Situationen in denen ich denke wie schön es doch ist Eltern zu sein. 
Womit er mich im Moment jedoch ein wenig verrückt macht ist das leidige Thema "Essen"; ich habe Euch ja schon einige Male erzählt, dass er eher ein schlechter Esser ist und das obwohl wir grundsätzlich zusammen essen und wir ihn immer alles haben probieren lassen, aber es ist schwierig seinen Geschmack zu treffen... mal schmeckt ihm das eine, dann wieder das andere, und ausserdem lenkt ihn alles ab und er ist nicht in der Lage einfach mal 5 Minuten still zu sitzen und mit uns zu essen. 
Im Moment haben wir z.B. ein Problem mit dem Frühstück; bis vor einiger Zeit mochte er noch Haferflocken mit Milch oder Toast mit Marmelade und seit kurzem... gar nichts... er möchte nur seinen Kakao. 
Darum habe ich neulich mal ein paar Kekse für ihn gebacken, in der Hoffnung, dass die vielleicht was wären... und gut, zwei Tage lang hat er die auch gegessen, aber danach haben sie ihm dann nicht mehr geschmeckt. Also versuchen wir wieder andere Sachen. 
Im Moment müsst Ihr Euch aber mit dem Keksrezept begnügen. Die Kekse sind in ein paar Minuten fertig und schmecken ganz bestimmt Euch genauso wie Euren Kindern (wenn Eure Kinder nicht ganz so wählerisch sind wie unser Kleiner). 

hier die Zutaten; 
250g zimmerwarme Butter 
100g Zucker 
2 Päckchen Vanillezucker 
250g Mehl 
1 Prise Salz 
1 EL Backpulver 
175g Haferflocken 
50g Rosinen 

Wir vermischen einfach alle Zutaten (bis auf die Rosinen) miteinander bis wir einen gleichmässigen Teig erhalten (ich habe zuerst die Knethaken und dann die Hände genommen). Dann heben wir die Rosinen unter und formen mit den Händen walnussgrosse Kugeln. Die Teigkugeln legen wir auf ein mit Backpapier belegtes Backblech und drücken sie ein klein wenig flach. 
Dann kommen sie bei 160 Grad für ca. 12-15 Minuten in den vorgeheizten Backofen und fertig! 
(die Backzeit kommt hier etwas auf den Ofen an, meine Kekse haben z.B. etwas länger gebraucht) 




Kommentare:

  1. Yo no soy una niña pero también me apunto! :P

    AntwortenLöschen
  2. Tienen muy buena pinta estas galletas. La verdad es q cuando los niños no quieren comer es desesperante, pero todo pasa, dentro de poco comera de todo. Paciencia. Besos y me llevo tu receta para probarla

    AntwortenLöschen
  3. Que bien que os gustan :D
    La verdad es que nosotros nos comimos la galletas esas en poco tiempo, como peque solo comió pocos al final quedaba un montón para los papis :)
    Son muy sencillas al final, pero bueno... yo muchas veces pienso que las cosas mas sencillas a veces son las mas ricas :)
    Un besin, y mil gracias por vuestros comentarios!

    AntwortenLöschen
  4. Vaya, Merle, qué pena que sigas agobiadilla con el tema de la comida. Supongo que aún es demasiado pequeño para tener unos gustos fijos, y por eso unos días no le gustan las cosas por las que otro día mataría, no sé.
    Espero que lo solucionéis, o que se solucione el tema solo cuando crezca un poquito. ¿Has preguntado a alguien que sepa del tema, o probado a leer algún libro, o algo? ¿Come mejor lo que no le gusta cuando se lo presentas bonito, o tampoco hay manera?

    A mí me gustan mucho las galletas con avena, y además, como tienen un aspecto un poco rústico, ¡¡me salen bien!! Jajajaj

    Un beso!!!

    AntwortenLöschen
    Antworten
    1. Jajaja, con la comida seguimos como siempre... pero lo que definitivamente le gustan son los cocidos, asi que no hago mas que lentejas, garbanzos y menestra de momento... tambien le gustan los frejoles. Asi que bueno, algunas cositas si hay que come :)
      Y para desayunar de momento pan seco, sin nada mas, pero bueno... por lo menos es algo :)
      Y lo de presentarselo bonito, como hacerle una cara o algo en una tostada tampoco... lo coge y lo tira al suelo jajaja :)
      Asi que nada, paciencia :)

      Un besin!

      Löschen
  5. Ay, los peques! Yo no tengo niños por el momento pero leyendo tus bonitas historias sobre tu pequeño y el embarazo del que está por llegar, me despierta el espíritu maternal :). Aunque también me parece que debe ser muy duro algunas veces, claro. Lo de la comida es un tema complicado según qué niños, aunque creo que la mayoría siempre pasan fases así que pueden durar más o menos. Es que me has recordado a varias amigas y familiares que sufren o han sufrido por lo mismo con sus niños, con etapas de de repente no querer comer algo que antes sí comían.

    Yo a estas galletas no les haría ningún asco, con lo que me gusta la avena! Ñam :).

    Un abrazo

    AntwortenLöschen
    Antworten
    1. Jeje, si la verdad es que lo de ser mami no siempre es facil. Pero ahora el peque ya esta cada dia mas divertido, empieza a hablar y jugar, y hacer dibujos... y me lo paso muy bien con el :)
      Lo de la comida es un rollo, porque bueno... por un lado pienso que si tiene hambre ya comerá, y si es que no come mucho o nada o solo pan seco será que no tiene tanta hambre. Pero me agobio mucho con eso, ya que la pediatra siempre nos dice que tiene que comer, que esta muy delgadín.
      Pero bueno, tambien es muy activo y esta todo el dia corriendo, en casa y fuera cuando sacamos las perras de paseo. Y su hermano, el hijo de Teo que ya tiene uno de 8 años, tambien esta muy delgadín asi que supongo que viene un poco por los genes.
      Pero bueno... vamos probando cosas y a ver que le gusta :)
      Un besin!

      Löschen